Buscando una razón para quedarme

Llévame contigo a la frontera de tu mundo,
empápame con el agua cristalina de tu ser,
entrégame la chispa vivaz de tu mirar.

Llévame al origen de este sentimiento,
allí donde las estrellas señalaron nuestro encuentro,
caminaré por tu mente y exploraré
los más recónditos rincones,
en ellos escribiré mi nombre.

Déjame hacer refugio dentro de tu pecho
adornare de besos y caricias sus paredes,
y lo cobijaré con mis brazos para que nunca más sientas frío.

Dame una razón para quedarme
allí metida en tu corazón,
para no extender mis alas
y alzar el vuelo,
para ya jamás perderme en lo más alto del cielo.

Anuncios

Entre recordar y olvidar

Mirando a un solo sitio
impávida sin decir nada
me dejo llevar por
pensamientos
los rozo uno a uno
les tengo miedo
inundan mis pulmones
me dejan sin respiración.

Vuelvo a toparlos
los reconozco
tienen rostro triste
claman por olvido
pero necia los encierro de pronto
y no les dejo salir.

El miedo vuelve
miedo de que se queden y no
contradicción eso es recordar
y olvidar para mí.

Hielo

Desnuda en el amplio mar de tu boca
navego sin fin hacia mi derrota,
cruel emoción que a mí retorna,
fatídico final que se desmorona.

Pensamientos se zambullen en tu hondura,
frágil mente que se ahoga va hacia la locura,
por intentar traspasar  las aguas prohibidas de tu ocaso.

Naufragando he llegado a tu orilla,
voy muriendo después
de haber tratado  conquistar
las heladas aguas de un océano inhóspito,
en dónde han capitulado muchas ardientes almas
y la mía poco a poco va apagándose mientras el frío
la penetra inclemente  hasta su fin.

Noche cómplice

Noche que desnudas mis deseos,
confidente de mil historias,
conoces mis más íntimos pensamientos,
noche de seda que has cobijado mi cuerpo frío,
dime dónde se esconde el objeto de mi anhelo.

Noche que me has visto despierta caminar por tus orillas,
dame la esperanza de despertar al amor que se ha dormido en mi ventana,
noche que has dejado rastros de tu despertar en el cielo,
alumbra esta oscuridad y déjame mirar que hay detrás de este corazón que a veces descontrolado quiere ir sin rienda al umbral dónde el fuego sin cesar quema.

 

Monstruos

Traigo monstruos despiertos en mi espalda
los alimento con mi oscuridad,
me acompañan a dónde voy,
se acuestan conmigo,
en silencio los escucho burlarse de mí.

Cierro los ojos y los echo bajo mi cama a ver si se van,
intento dormir pero ellos no me dejan,
golpean muy fuerte mi cabeza,
hasta que vencida los dejo entrar,
otra vez he perdido,
algún día los venceré…

Pensando en la Muerte

Mi cuerpo se disemina en el ambiente,
va dejando un camino polvoriento de lo que fue un cuerpo,
voy transgrediendo leyes y fuerzas naturales,
mi vida sigue a través de los tiempos,
mi dolores se terminan,
los miedos se extinguen,
me uno con el viento,
seré fuego, agua,
mar, tierra y cielo.

Lágrimas

En esta noche pálida los cristales rotos de mis lágrimas
se clavan en tu espalda,
desdibujan los besos que te di,
se convierten en fantasmas.

Estás lágrimas abren caminos por tus poros,
llegan a tu corazón,
no lo pueden penetrar,
es un sitio resguardado por tu orgullo.

Exhausta cierro los ojos
me ahogo en mi propio mar de tristeza,
te doy el último beso,
y desaparezco de tu vida.

El tiempo lo dirá

Muros  se levantan 
cada vez que intentas tocarme,
miradas desvaneciéndose en la bruma de la tarde.

Un sentimiento que se esfumó 
cuando pensé que iba a prevalecer,
soy complicada más de lo normal,
me gusta que calmen mi guerra interna,
pero tu batallaste conmigo
y perdiste,
víctima mía quizás,
soy injusta tal vez.

Intente dar alas a una emoción que caducó 
con el tiempo,
pájaro perdido te estrellas mil veces 
en mi pecho.

Soy mujer de mil tormentas
y ninguna has podido calmar,
soy mujer de mil tonos,
y ninguno has podido mirar,
soy mujer libre,
y tú me has querido encadenar.

Hoy te digo adiós 
qué si te ame?
el tiempo lo dirá…

Pensamientos de una loca

El tiempo para mi se detuvo, no sé si fue un artificio de mi cerebro para negarme a sentir el sufrimiento heredado de una ausencia, mentiras y más mentiras van creando una tumba de arena en la que me ahogo sin oportunidad de salvarme.

El tiempo para mí se detuvo, no sé si fue un artificio de mi cerebro para negarme a sentir el sufrimiento heredado de una ausencia, mentiras y más mentiras van creando una tumba de arena en la que me ahogo sin oportunidad de salvarme.

Voy cavando mi propia tumba y no me lamento, quizás en otra vida todo esté destinado a ser diferente. Hasta entonces aguantar lo que venga mis huesos son fuertes, mis nervios templados, pero mi mente pide un poco más de locura, esa locura que me mantiene al borde de un precipicio, de dónde he caído miles de veces, es un juego en donde escalo a la cima para dejarme caer.

No encuentro nada más real que la nube en la que me encuentro, me hace vivir situaciones crudas, dolorosas y a la vez sentir que las disfruto, la felicidad es para los mediocres, yo vivo del aire, del mar , de la tierra, no existe mayor placer el sentirlos después de una derrota, de un dolor, de un quiebre.

Alma estas tan conectada a  mi que algún día nos liberaremos de esta prisión para volar juntas.