Al Límite de los Abismos

Esta noche brindo por los amores que me destruyeron y por los que me olvidaron. A ellos agradezco el hecho de que se fueron y no regresaron. Los recuerdo y agradezco porque sin ellos no tuviese la cordura que tengo hoy. Para mí el amor no es una búsqueda sino un encuentro casual con alguien que coincidió en el espacio y tiempo. Y así me gustan los romances, aquellos que te sorprenden y te dejan sin aliento, te hacen vivir con intensa locura. Para qué buscarte un amor de princesas de hadas si hay muchos villanos que son más interesantes que un galancito de historia de fantasía. Yo me voy siempre por el lado oscuro, a ciegas siempre al límite de los abismos.

Anuncios

Un suspiro

Un suspiro se escapa de mí,

es una ilusión que aún no termina de morir,

me siento un náufrago perdido en medio de un infinito mar,

no encuentro un norte y mis fuerzas van debilitándose.

Cierro los ojos y suspiro otra vez,

sí tan sólo supieras cuanto hecho de menos tu existencia,

he seguido tus huellas en tierras lejanas,

te he confundido en otros rostros,

como un vagabundo iba sin un destino,

y nunca pude encontrarte,

calaste tanto en mí alma,

que ahora estás allí,

en cada latido de mi corazón y

en cada suspiro,

tan sólo me queda un recuerdo que en mis horas

vacías se materializa y lo puedo tocar con mis manos, un dolor, una felicidad, un final.

_20180527_083701

Buscando una razón para quedarme

Llévame contigo a la frontera de tu mundo,
empápame con el agua cristalina de tu ser,
entrégame la chispa vivaz de tu mirar.

Llévame al origen de este sentimiento,
allí donde las estrellas señalaron nuestro encuentro,
caminaré por tu mente y exploraré
los más recónditos rincones,
en ellos escribiré mi nombre.

Déjame hacer refugio dentro de tu pecho
adornare de besos y caricias sus paredes,
y lo cobijaré con mis brazos para que nunca más sientas frío.

Dame una razón para quedarme
allí metida en tu corazón,
para no extender mis alas
y alzar el vuelo,
para ya jamás perderme en lo más alto del cielo.

Entre recordar y olvidar

Mirando a un solo sitio
impávida sin decir nada
me dejo llevar por
pensamientos
los rozo uno a uno
les tengo miedo
inundan mis pulmones
me dejan sin respiración.

Vuelvo a toparlos
los reconozco
tienen rostro triste
claman por olvido
pero necia los encierro de pronto
y no les dejo salir.

El miedo vuelve
miedo de que se queden y no
contradicción eso es recordar
y olvidar para mí.

Hielo

Desnuda en el amplio mar de tu boca
navego sin fin hacia mi derrota,
cruel emoción que a mí retorna,
fatídico final que se desmorona.

Pensamientos se zambullen en tu hondura,
frágil mente que se ahoga va hacia la locura,
por intentar traspasar  las aguas prohibidas de tu ocaso.

Naufragando he llegado a tu orilla,
voy muriendo después
de haber tratado  conquistar
las heladas aguas de un océano inhóspito,
en dónde han capitulado muchas ardientes almas
y la mía poco a poco va apagándose mientras el frío
la penetra inclemente  hasta su fin.

Noche cómplice

Noche que desnudas mis deseos,
confidente de mil historias,
conoces mis más íntimos pensamientos,
noche de seda que has cobijado mi cuerpo frío,
dime dónde se esconde el objeto de mi anhelo.

Noche que me has visto despierta caminar por tus orillas,
dame la esperanza de despertar al amor que se ha dormido en mi ventana,
noche que has dejado rastros de tu despertar en el cielo,
alumbra esta oscuridad y déjame mirar que hay detrás de este corazón que a veces descontrolado quiere ir sin rienda al umbral dónde el fuego sin cesar quema.

 

Monstruos

Traigo monstruos despiertos en mi espalda
los alimento con mi oscuridad,
me acompañan a dónde voy,
se acuestan conmigo,
en silencio los escucho burlarse de mí.

Cierro los ojos y los echo bajo mi cama a ver si se van,
intento dormir pero ellos no me dejan,
golpean muy fuerte mi cabeza,
hasta que vencida los dejo entrar,
otra vez he perdido,
algún día los venceré…

Pensando en la Muerte

Mi cuerpo se disemina en el ambiente,
va dejando un camino polvoriento de lo que fue un cuerpo,
voy transgrediendo leyes y fuerzas naturales,
mi vida sigue a través de los tiempos,
mi dolores se terminan,
los miedos se extinguen,
me uno con el viento,
seré fuego, agua,
mar, tierra y cielo.

Lágrimas

En esta noche pálida los cristales rotos de mis lágrimas
se clavan en tu espalda,
desdibujan los besos que te di,
se convierten en fantasmas.

Estás lágrimas abren caminos por tus poros,
llegan a tu corazón,
no lo pueden penetrar,
es un sitio resguardado por tu orgullo.

Exhausta cierro los ojos
me ahogo en mi propio mar de tristeza,
te doy el último beso,
y desaparezco de tu vida.