En otros cielos

Miro al cielo y se me encoje el alma,
azul profundo con melancólica magia,
siento que estas allí mirando desde una de aquellas estrellas,
solitario como siempre,
yo te miro cerrando los ojos,
solitaria desde siempre,
suspiros de impotencia se pierden con el viento,
y brilla a lo lejos la promesa de volvernos a encontrar algún día en otros cielos.

Anuncios

Hija de la noche, hija del universo

Al iniciar la noche,  despertó y encontró pedacitos de estrellas en sus manos. Era el alma del universo que se había impregnado en ellas, sintió que su corazón se estrechaba y la oscuridad invadía todo a su alrededor, miraba como su piel se tornaba negra, hasta ser una con la noche. Una voz  le decía: “Eres mi hija, ven conmigo, vuela, vuela y no regreses a este ilusorio mundo”, no miró hacia atrás, se elevó hasta danzar con las constelaciones, se olvido de su pasado en la tierra y se transformó en el lucero más hermoso y brillante del firmamento.